jueves, 30 de mayo de 2013

MOSCÚ dos



Mientras escribimos esto nuestro amigo y guía en Moscú, Dani Marín, está disfrutando uno de sus grandes sueños: ¡visitar Baikonur! Desde aquí le enviamos un abrazo muy grande y le dedicamos esta entrada.Y de paso a los demás les dejamos un enlace a su interesantísima crónica: (pinchar aquí ) 

Leerla nos ha recordado lo atrasado que va este blog y lo urgente que se va haciendo publicar algo...
La última entrada nos quedábamos comenzando nuestro tercer día en la capital rusa. Nos vamos a la calle.

Primero que nada un buen desayuno para coger fuerzas, que hoy toca jornada intensiva...

Las aves también desayunan...

Aunque la literatura habla de 'los cuervos de Moscú', en realidad lo que hay es Corneja  cenicienta, Corvus corone cornix

Aunque ahora estamos en otra zona de la ciudad, hay cerca una omnipresente torre de Stalin (recuerden que habían 7...)

Yendo con Dani Marín, nuestra visita de hoy era un 'must do' inexcusable:
Korolyov, el gran jefe de la cosmonáutica rusa en la era del Sputnik y Gagarin
Marián en medio del Sistema Solar
Hoy tenemos un día en el que nos sumergiremos en la historia de la conquista del espacio...
Monumento a la cosmonáutica rusa; a la derecha aparecen bustos de cosmonautas famosos, comenzando por Yuri Gagarin, el primero de la fila (y el primer humano que orbitó nuestro planteta)
Al pie del monumento una estatua de Tsiolkovski, el padre de la cosmonáutica


El esfuerzo del pueblo soviético unido para conseguir una de las grandes gestas  de la humanidad
El extremo del monumento es un cohete que se dirige a la conquista del espacio...

Y en el subsuelo del monumento, se encuentra el estupendo Museo de la Cosmonáutica:
Gagarin nos recibe con los brazos abiertos...a su izquierda una reproducción del Sputnik
Y nosotros vamos con un guía de lujo:
Dani nos explica con todo detalle...¿esto es una maqueta de como iba colocado el Sputnik? 
Claro que con unos alumnos como nosotros...Aquí estamos haciendo un poco el bobo, al lado de una capsula real. 

No, no. Que era todo super-interesante e intentamos no perder detalle ( y a nosotros nos interesa la astronáutica ) y también pueden ver aquí que no es la primera vez que nos fotografiamos junto a cápsulas...
Vectores...


Canarias en ruso...bueno, también está la Península...

Estamos en la oficina de Korolyov

Conservan una de sus gabardinas...¡a que parece de una película de espías!
Un puñado de fotos más del museo; cuando Dani Marín vuelva de Baikonur, le consultaremos algunos pies de foto...





Reproducción de un vehículo lunar ruso...Aunque los rusos no pusieron un hombre en la Luna , si consiguieron enviar  naves y traer muestras de vuelta...

Una bandera que estuvo en la Luna y unas muestras de rocas lunares cortesía de Nixon para los rusos, traídas por los astronautas del Apollo XI (como diciendo 'sí, sí, pero nosotros llegamos y ustedes no...)
Otra cápsula chamuscada ...(socorro Dani, ¿qué es esto?)

Creo que en cirílico pone 'Soyuz'

Sí, los que conocen Eureka, ésto se empieza a parecer...


Nada de superpantalla. Los cosmonautas, para saber sobre qué estaban, tenían un globito de cole...

Dentro de una reproducción de la MIR, pero sin flotar...


Taza del water espacial....(si quieren saber cómo se usa en ingravidez, como siempre,Dani M. tiene la respuesta)
Ya ven que hay mucho que ver...Cientos de piezas de uno de los capítulos más importantes de la historia de la humanidad:





Un trocito de cápsula chamuscada, para ilustrar los materiales utilizados... 

Y auténticos cosmonautas, como éste que estaba grabando un documental junto a la cápsula en la que voló...


Marián se quedó con ganas de aprender más...pero el único que controla el cirílico es Dani Marín...

Volvemos al fresquito exterior

Cerca del museo hay una especie de recinto que se usó para una exposición sobre las Repúblicas Soviéticas, con pabellones gigantes, y algunos rimbombantes, que hoy en día o están cerrados o se usan como tiendas de lo más variopinto, desde abrigos de pieles a plantones de flores...



Pero Dani no nos lleva allí por los abrigos ni por los plantones...

Un turbolev, y detrás una pieza única, un cohete...



Nada de reproducción. ¡Una auténtica Vostok, en medio de un parque!
Había que hacer de reportero  para Eureka

Y para descansar de nuestra particular carrera espacial, nada mejor que un paseo por la Plaza Roja: el tiempo ha mejorado y la temperatura ha subido (rozando casi los cero grados, vamos, que casi hace hasta calor...). Los quitanieves han hecho su trabajo, pero nos dejan unas montañitas muy fotogénicas:




Un plácido atardecer sobre el rio Moskova, con el sol yéndose tras las murallas del Kremlin...





Hoy se ven mucho mejor las iglesias...


Hay una luz fantástica para fotografiar las calles de Moscú al otro lado del Moscova

La luna llena sobre Moscú...auuuuu!!!!! (ah, no,  que la canción era en París)
Al fondo construyen el Moscú futurista..


Volviendo a casa, en la calle Arbat, los camiones, en vez de la basura, se llevan la nieve:

Bueno, habrá que cenar con fundamento después de tanta cultura:


Tractores recogiendo nieve en nuestra calle...


Y claro, al día siguiente casi no queda en las carreteras...

Hoy es nuestro último día en Moscú, pero antes de hacer turismo hay que hacer algo de logística. En el apartamento no se puede quedar el equipaje (bueno, sí, si le pagamos otro día de estancia a las maletas), así que nos vamos a la consigna de la estación principal de Moscú () de donde partiremos esta noche hacia San Petersburgo. Pero cuando llegamos allí, nos encontramos que no hay ni un solo hueco para nuestro abultado equipaje...
En la estación, que tiene como tres terminales, nos recibe esta estatua de San Jorge, patrón de los rusos
Bueno, menos mal que en otra terminal hay una consigna más tradicional, con un señor que las acumula en unas estanterías y te da un papelito para ir a recogerlas...Una vez resuelto el tema equipaje continuamos...

Al metro, a teletransportarnos a otra esquina de la ciudad.
No han quitado toda la nieve de la ciudad, salvo las vías principales, Moscú continúa bajo un manto blanco:


Nuestra primera visita de hoy es el monasterio de ... El cielo azul, la nieve y el aire frío son perfectos para hacer un montón de fotos: (menos mal que las sesiones de diapositivas pasaron a la historia)







Bonito,¿verdad?. Fuera está el 'Lago de los Cisnes', el de verdad. Lo que pasa es que está helado. Algún ruso lo aprovecha para atajar; nosotros, por si acaso, no nos arriesgamos...

Además, nosotros no vamos hacia allí, nos volvemos al metro
Las máquinas donde se sacan los tikets. Un viaje cuesta  28 rublos (40 rublos= 1 euro)
Por cierto, esta es la pinta de los rublos
Miramos el mapita...todo en cirílico. Suerte de llevar a Dani M.

Ya saben que el metro tiene fama de monumental:


Volvemos a salir en otra esquina de la ciudad: todo muy ruso...

Nos acercamos a un 'Kremlin' un tanto fallero...
¿que se creían que horteradas como la torre de Agüimes en medio de Meloneras sólo se hace en Canarias?
No se crean que estamos ante una joya arquitectónica de la época de los zares. El lugar es una cosa entre Port Aventura y Walt Disney para turistas, donde la principal atracción es una especie de museo del vodka al que no fuimos y cientos de puestos donde venden toneladas de matrioskas...y por supuesto, allí si que hablan español...
Bueno, a los puestos sí fuimos...y hasta compramos matrioskas. 
Pero nos trasladamos y volvemos a tener otra cita con la historia...


Aunque parezca una cosa entre geyperman y Mazinger Z, en realidad estamos ante un monumento a Gagarin...

Y aquí los dos Danis están obligados a hacerse una foto:

...algo se entiende...abajo del todo pone Gagarin...
Después:


¡Esta gente, siempre comiendo!

Una nueva teleportación vía metro y nos bajamos a la otra banda del Moskova, pero con vistas a San Basilio a través de la calle ¡nos encanta Moscú!

que vuelve a obsequiarnos con un atardecer de película:
Y al oscurecer, en la Plaza Roja, enciende luces por toda la fachada del GUM:
Lástima de contaminación lumínica, pero que bonito queda..

Por no hablar del resto del Kremlin
Fent un angelet...
Dasvidania, Moscú!

En efecto, nos despedimos. Pero nuestro viaje no acaba. Recogemos las maletas de la consigna y nos vamos 'pal'tren':
Las chicas parecen rusas
Nos vamos en el flamante 'Flecha Roja', que durante toda la noche nos llevará a través de las nevadas estepas rusas hasta nuestro próximo destino: ¡Sant Petesburg!

¡Viajeros al tren!



¡hey!¡que guapos salimos en ésta!
Bueno, ya saben de que irá la próxima entrada...


y Dani M:   ¡feliz vuelta de Rusia!



1 comentario:

Rosa Morales dijo...

Genial!! la entrada y el paseo que no has detallado sacandonos la risa en algunos momentos.
Besos desde Arguineguin. Rosa y Jose