sábado, 18 de julio de 2015

Saludos desde Indonesia...

( provisional) 

Hola a todos. Teníamos alguna entrada pendiente, pero va a tener que esperar. De nuevo nos fuimos de viaje a otro destino lejano, casi al otro lado del planeta y de nuevo estamos 'reuniendo material' para contar una nueva aventura. Para el relato definitivo tendrán que esperar. Aunque en lo que llevamos de país hay bastante conexión a internet, la estamos usando para la logística del viaje...y es que cada día pensamos una combinación diferente.
De momento estuvimos en Yogyakarta y alrededores viendo templos...




Luego nos desplazamos al este de Java para explorar una región volcánicamente activa...


Tan activa que hemos estado a corta distancia de la erupción del Garung Raung...(al fondo de la foto desde el Ijen)

Ahora llevamos unos días de relax en Ubud, isla de Bali, rodeados de jungla,arrozales, templos...y cuidándonos
Esta corta entrada es un experimento hecho con el móvil a ver que sale. Las entradas con fundamento se harán esperar un poco. De momento, sigan disfrutando del verano!
Marianydani desde Bali, Indonesia.

PD. Lo de arribase escribió en Bali, pero no funcionó el botón de publicar... Probndo de nuevo...

martes, 16 de junio de 2015

Un curso en Gran Canaria

De vuelta a nuestro campo base de Benicarló, no tardamos en empaquetar bártulos para volver a movernos. Esta vez no nos vamos de viaje sino que, como ya hiciéramos hace unos años con La Palma, nos vamos un curso completo a trabajar a Gran Canaria, que Dani se añora...
Los seguidores más fieles a este blog saben que de cuando en cuando sale alguna referencia a la isla, más que nada porque uno de los autores es de allí. Pero en esta ocasión le dedicaremos una entrada en toda regla, que no será ni exhaustiva ni exactamente cronológica, sino más bien un estilo 'pinceladas de...'
Como ya hiciéramos hablando de las Azores, vamos a situarnos macaronésicamente

GRAN CANARIA
Latitud:    27°  58’ N    Longitud: 15° 35’ W 
1560 km²  (3ª isla en tamaño de Macaronesia)
 1948 m de altura (Pozo de las Nieves) (6ª isla en altura en Macaronesia)

Pero primero lleguemos.
A nadie se le escapa que la manera más fácil, barata y rápida de ir a Canarias desde la Península es con un vuelo. Y eso el lo que normalmente hacemos. Pero esta vez nos vamos para una buena temporada, así que cargamos el coche con muchas pertenencias, atravesamos media Península ibérica y nos plantificamos en Palos de la Frontera. Vamos a irnos en barco, siguiendo las huellas de Colón...
Palos de la Frontera

Justo el día que llegamos están de fiesta y procesiones...



Y como seguiremos los pasos de Colón, visitamos algunos lugares históricos, como lo que queda del embarcadero donde partieron las carabelas rumbo a América en agosto de 1492...
Un cartel nos dice que de aquí partieron...Hace unos años también estuvimos en el primer lugar civilizado que pisaron a la vuelta, en la isla de Santa María
Réplicas de las carabelas en la bocana de la Bahía de Palos de la Frontera

Nos despedimos del continente...


El ferry de Armas resulta ser muy entretenido, con animación, juegos, bar...a media mañana del día siguiente (bastante mas rápido que con las carabelas del siglo XV) asoman los islotes del Archipiélago Chinijo y poco después Lanzarote.
Lanzarote al norte de Costa Teguise

El ferry hace una corta escala en Arrecife (Lanzarote), tan corta que no dejan bajar a tierra. Lo cual nos recuerda que ésta es la isla del archipiélago que más tiempo hace que no pisamos...algo que solventaríamos más adelante.
Castillo de San Gabriel en Arrecife
Decimos hasta pronto a Lanzarote viendo las áridas costas de Los Ajaches
El ferry atraviesa el Estrecho de La Bocaina entre Fuerteventura y Lanzarote para tirar derecho hacia Gran Canaria ¿que aventuras nos esperan?
Gran Canaria (vista desde la costa de Veneguera)
Vale, no llegamos por un lugar tan exótico...sino por el puerto de Las Palmas y ya de noche...
Puerto de Las Palmas
Nuestro campo base para explorar la isla será el pueblo de Dani, Arguineguín, en el sur de la isla. Vamos hacia allí:
Playa de las Marañuelas, Arguineguín
Nuestro centro de trabajo mira hacia las áridas lomas del sur...
Dentro del privilegiado clima de Gran Canaria (si no eres un agricultor), nos hemos trasladado directos al que probablemente sea uno de los mejores climas del mundo...dicho después de haber recorrido un trocito de él. 
Aquamarina- Patalavaca...el buen clima atrae turismo.

Tanto atrae que encontrar una casa no es tan sencillo: pasamos unas semanas buscando, y todos, después de pedir unos precios saladillos, nos lo advierten: 'dénse prisa, que en octubre llegan los noruegos...' (que acabó sonándonos a la amenaza de los vikingos, los hombres del norte...)

Vienen a este rincón del sur de Gran Canaria buscando un sol inexistente en sus tierras polares...
Afortunadamente encontramos un adosado con vistas fantásticas y vecinos...noruegos.
'Home, sweet home!'
Vistas desde la piscina
Nuestra terracita con vistas a las puestas de sol. Las banderitas son de nuestro viaje a India


 Y vivir en el sur de Gran Canaria tiene grandes ventajas (aparte de las evidentes viendo las fotos de arriba):



 Las Palmas de Gran Canaria, la capital, está al otro lado de la isla, pero está a menos de una hora por autopista; estamos lejos de los agobios de la metrópoli, pero cerca cada vez que queremos ir:
Las Palmas

Catedral
Plaza de Santa Ana desde lo alto de la catedral

Sobre todo a principio de curso, fuimos mucho a ver la vida nocturna de Vegueta, el barrio antiguo de Las Palmas (luego nos hemos ido adaptando a la tranquilidad del sur y nos cuesta más tirar para arriba...)



<foto las canteras...>


En Arguineguín estamos a nada de Maspalomas, donde se une la masificación turística con unas dunas fantásticas: éstas últimas son uno de nuestros lugares favoritos para un paseo al atardecer:
Dunas de Maspalomas




A pesar del turismo, aún hay aves migratorias en la orilla:

Correlimos tridáctilo, Calidris alba

Zarapito trinador, Numenius phaeopus

Una difilísima de ver, el guincho (aguila pescadora), Pandion haliaetus
La mejor hora, atardecer con marea baja camino del Faro

Muy cerca de casa, en cuanto se aleja uno de la orilla, aparecen tabaibales en muy buen estado de conservación:

Tabaibales de Euphorbia balsamifera en los altos de Arguineguín. Al fondo la Montaña de Tauro.

Cardonal- tabaibal en los altos de Puerto Rico


Alcaudón, Lanius meridionalis
Cabras en Pino Seco

No muy lejos de casa tenemos playas solitarias:
Playa de Cuesta la Arena, entre Argioneguín y Maspalomas

Este curso nos agenciamos una piragüa de segunda mano con la que nos hemos movido por costas cercanas:

Bahía de Santa Agueda

Por supuesto, no nos hemos quedado siempre en la orilla. Aunque no hemos caminado tanto como en La Palma (aquí hemos hecho más vida social y marítima), al final el monte siempre nos tira.
No tardamos en hacernos alguna caminata con los padres de Dani. En septiembre nos vamos a Altavista, para desde allí contemplar las cumbres de la isla
Roque Nublo, y un poco más cerca, el Bentaiga.

Mesa de Acusa, Bentaiga, y al fondo, el Nublo. Desde el sendero a Altavista
Picapinos, Dendrocopos major sp. thanneri, en una foto borrosilla


Más cerquita de casa, nos subimos una mañana a la Montaña de Tauro:
Vista de los Barrancos de Mogán y Veneguera desde cerca de la Degollada de las Lapas
Estamos en octubre, las tabaibas cerca de la cima de Tauro reflejan que aun no han llegado las lluvias, aunque hoy haya niebla.
Muy cerca de la cima hay un yacimiento aborigen, el 'Tagoror de la Montaña de Tauro', con amplias vistas hacia el centro de la isla, salvo los rarísimos momentos de niebla
Unas semanas después nos acercamos a otro sendero de la zona, el de Cortadores, donde cuelgan unos poquísimos ejemplares de un árbol endémico de Gran Canaria y al borde de la extinción: Dracaena tamaranae...
Drago de Cortadores, Dracaena tamaranae.
El sendero da acceso a la ladera sur de la Montaña de Tauro, paisaje desértico y vacío, muy de nuestro gusto:
Llanos de Cortadores
Barranco de los Jaboneros
Sendero de Cortadores asomando al Barranco de Arguineguín

Por esta época hacemos la mayor parte de nuestras excursiones por el sur de la isla. En una de ellas nos vamos a los pinares de Pilancones, no muy lejos tierra adentro de Maspalomas

Una ligera llovizna en los pinares de Pilancones


El 'Pino de Pilancones', que en su tiempo fue el más grande de la isla, yace tumbado  donde antes dominaba a todos los árboles de la zona


El que sigue en pie es el 'Drago de las Tederas', otro ejemplar del rarísimo Dracaena tamaranae

Casitas en las Tederas


Aunque Arguineguín goza de un clima fantástico, hay que confesar que este año el tiempo estuvo un tanto raro (pero comparado con el que hacía por el norte de la isla, aquí abajo seguíamos en el trópico). Tuvimos inundación en el instituto y desbandada generalizada de alumnos y a la semana siguiente temporal de viento y olas:
Finales de noviembre. No se crean que esto es un día típico del sur de Gran Canaria. Por estos días los padres de Dani están cruzando el Atlántico y su barco fue incapaz de atracar en Madeira...
Dani bajando una olilla de final de temporal en Patalavaca


Uno de los propósitos para este curso de Dani era hacer mucha astronomía, pero entre playa y vida social (y un tiempo que tampoco acompañaba) la cosa se quedó un poco floja. El cometa Lovejoy fue una escusa para asomar a un rincón oscuro del vecino Barranco de Arguineguín a hacer unas fotos:
Vía Láctea entre Perseus y Cassiopeia, desde el Barranco de Arguineguín

Otra excursión con los padres de Dani: El Chorrillo - El Carrizal de Tejeda, en el centro - oeste de la isla:
Baranco del Chorrillo
Almácigo centenario (Pistacia atlantica) en el Carrizal de  Tejeda
Nos plantamos en enero para hacer una excursión estrella de la isla, los Andenes de Tasarte, con unas vistas espectaculares de los barrancos del Suroeste:

Barranco de Tocodomán y Macizo de Güigüí desde los Andenes
Escondido en la pared,pero controlado por Dani, el Drago de Inagua. Sí, otro Dracaena tamaranae

Grandes ejemplares de pino canario, Pinus canariensis


Abajo, el pueblo y barranco de Tasarte
Panorámica general de los Andenes y del pico de Inagua, que también subimos

Ya saben que nos gusta la variedad (y a Dani especialmente el secarral), así que de los riscos verticales pasamos a una excursión por la ventosa costa este, en Arinaga. Aquí nos acompañan Katja y Astrid, dos de las hermanas de Dani...

Monataña de Arinaga desde el faro.

Dani está entusiasmado con los rarísimos matojos de la zona:
Convolvulus caput-medusae, una auténtica rareza


Todavía más rara, la 'piña de mar', Atractylis preauxiana
Barranquillo con Lotus arinagensis

Kickxia urbanii

Costa ventosa con Schizogyne sericea, 'salado'

Una excursión cortita, no lejos de casa y de media tarde, para ver enormes cardones:
Barranco de Berriel, en San Agustín

Enorme ejemplar de cardón, Euphorbia canariensis
En febrero, cuando los carnavales ponen los precios prohibitivos para salir de la isla, nos vamos de puente a La Aldea, una de nuestras zonas favoritas de Gran Canaria:
Playa de La Aldea. Un lugar que siempre nos gusta visitar
Muy cerca de la playa, se puede visitar un pequeño yacimiento arqueológico, parte de lo que fue el gran poblado aborigen de Caserones
Usamos el pueblo como campo base para explorar el oeste de la isla, principalmente los remotos barrancos que caen por la margen izquierda (sur) del Barranco de La Aldea...
Presa del Caidero de la Niña

Mesa del Junquillo
En la cara norte de la Mesa del Junquillo quedan relictos de bosque termófilo canario, con una interesante comunidad de Lavatera acerifolia y Marcetella moquiniana...
Flor de Lavatera acerifolia (malva de risco)

Ejemplar juvenil de Marcetella moquiniana, 'palo de sangre'


Y también hay un ejemplar solitario de Dracaena tamaranae. Todas las fotos de esta especie están hechas con  zoom, en realidad los ejemplares están colgados de riscos verticales inaccesibles, y eso es lo que los ha hecho sobrevivir precariamente hasta nuestros días..
Al día siguiente intentamos subir a los pinares de Inagua-Pajonales por el Barranco de Bigaroé, perdido como pocos...
Palmeras canarias (Phoenix canariensis) en Bigaroé

Lo que está totalmente perdido es el sendero para subir. Después de varias horas siguiendo restos de tramos que parecían pisados  y que desembocaban en matorrales impenetrables, finalmente tenemos que retroceder...

Nuevo intento de alcanzar otro de los barrancos, el de Pino Gordo. Primero, desde La Aldea, subimos a los llanos del Viso, en la prolongación hacia el oeste de Inagua:

Inagua desde El Viso

Palmeral en la parte alta del Barranco de Pino Gordo. Nuestra intención era bajarlo, pero el posible sendero estaba totalmente tapado de maleza, y la hora no permitía experimentos...
Curruca cabecinegra, Sylvia melanocephala, sobre un cardón
Herrerillo común, Parus caeruleus teneriffae
Cansados de senderos que desaparecen, el último día del puente nos vamos a lo seguro. Hace unos añitos que no vamos a la playa de Güigüí (años atrás íbamos a pasar alguna noche casi en cada salto a Gran Canaria) Hoy hacemos la entrada corta por Tasartico:
Palmeras en Güigüi Grande (Guyguy para los locales)

Playa de Güigüí Grande

Playa de Güigüí Chico, que como playa es más grande que la anterior.


Con los días alargándose, también nos vamos al norte:
Bejeques, Aeonium undulatum, en Fontanales

Detalle de Aeonium undulatum
A varias visitas las acompañamos al pateo obligatorio en el mismísimo centro de la isla: el Roque Nublo

Roque Nublo y la 'Rana'. Un canarión que se precie está obligado a subir...y los amigos y familia que nos visitaron casi que también...

Desde la base del Nublo se contempla el Barranco de La Aldea y el Teide al fondo

Uno de los lugares preferidos de Dani y Marleen, tíos de Dani y nuestros anfitriones en Bélgica, el mirador del Balcón en la tortuosa carretera de La Aldea a Agaete
Acantilados del Andén Verde - Punta de La Aldea desde el mirador

Los dos Danieles, el del blog y su tío, treparon por los Azulejos de Veneguera para acceder a los Andenes de Tasarte:
Los Azulejos por la mañana...


y de vuelta al atardecer...


Cernícalo, Falco tinnunculus


A otro grupo de amigos les hicimos salvar el desnivel de las paredes de Tirajana por el Cañadón de Jierro :



Llegados arriba vemos el Roque Nublo:

Y continuamos ruta bajando por otra de las excursiones estrella de Gran Canaria, el Camino de la Plata:



En plan más suave, pero el mismo grupo, nos vamos a ver relictos de laurisilva en el Barranco de Azuaje:
Azuaje

Llegamos a abril, y casi se nos hace tarde para ver los tajinastes azules de Tenteniguada - Los Marteles:
Pericallis webbi y Echium callithyrsum...
Pitones volcánicos (antiguas cámaras magmáticas solidificadas con lentitud en el interior de la tierra, y puestas al descubierto por la erosión) en los altos de Tenteniguada


En la parte alta, ya cerca de los Marteles, decenas de tajinastes azules, Echium callithyrsum. La mejor época es marzo.
Echium callithyrsum


En el norte empieza a hacer calor, aunque de momento está todo florido:

Barranco de Firgas con reductos de laurisilva  (los árboles que cuelgan en lo alto del caidero y los que están debajo, en el centro de la foto)
Granadillos, Hypericum canariensis, en flor

Reposando a la sombrita con los padres de Dani

Desde principio de curso hemos hecho pequeñas excursiones en piragüa, pero ahora, con los días largos y soleados, es el momento perfecto para un poco de aventurilla. Nos vamos de travesía costera: saliendo de nuestra zona, nos plantamos en Mogán en una dos horas. A partir de allí comienza la navegación bajo los imponentes y solitarios acantilados del suroeste:
Acantilados entre Mogán y el Perchel de Mogán

De travesía


'selfie' marinero


Parada en la playa del Perchel



Punta de las Canteras, entre Veneguera y Tasarte. Al fondo, el Descojonado

En La Camellita comienza a levantarse algo de brisa, así que levamos velas

Reposo en Playa de La Camellita

Viento en popa y a toda vela
no corta el mar sino vuela
¡...nuestra piragüa!
Con viento favorable, pasamos por delante de Los Secos sin necesidad de remar
Amainado el viento, seguimos remando. Nuestro destino es la remota playa de Las Aneas, en medio de los acantilados entre Tasarte y Tasartico. Al fondo, no queda lejos el Descojonado 
Salida del Barranco de las Aneas. La playa es un montón de toscos apilados contra un acantilado negro

Viendo que la playa de las Aneas es un tanto desangelada, decidimos retroceder e ir a hacer noche en la mucho más cómoda Playa de Los Secos:
Volvemos a pasar delante de la Playa de Tasarte
No hay arena, pero si una barra formada por una playa fósil.
Y un montón de callados.

Cenita romántica de M&D en los Secos
En el barranco aprovechamos un rellano arenoso para pasar la noche bajo las estrellas, escuchado las olas y las pardelas entrando a tierra.
¡Buenos días!

Después de un buen desayuno, ya estamos dispuestos para la vuelta:

La ruta es larga, así que haremos unos cuantos altos en el camino:
Parada en Veneguera

Playa de Veneguera


Playa de Veneguera desde la otra banda


Otra parada más cerca de casa, en Tiritaña
Llegamos al atardecer a casa. La excursión en piragüa ha sido todo un éxito que habrá que repetir en el futuro. Pero el final de curso se nos va echando encima y hay que hacer algunas cosas apuntadas como pendientes. 
Y puestos a cosas pendientes, Dani tenía una desde sus tiempos mozos: la subida al imponente Horgazales, la cima del macizo de Güigüí, una montaña difícil, pero no imposible:
La ruta comienza en la Degollada de Tasartico, en la cabecera del barranco del mismo nombre. Se sube por una cañadón  y luego por la arista este (Ver aquí la descripción usada para la subida)
Cima de Horgazales, 1065 m, mirando hacia Inagua. 
La cima es una planicie inclinada, pero adonde quiera que uno asome, todo son precipicios. Cara norte y arista  este.
Vista hacia el SW, Barranco de Güigüí Grande
Círculos probablemente prehispánicos, cerca de la cima
La bajada hacia el sur, hacia la Degollada de Las Vacas, sigue aquí y allá unos mojones  que ayudan a evitar los saltos de la arista

En la prolongación de la Montaña de las Vacas, cantera aborigen de obsidiana (un vidrio volcánico negruzco, los bloques que yacen en medio de la tosca más clara) usado por los antiguos habitantes de la isla, a falta de metales en época prehispánica.
Montaña de Horgazales desde la de las Vacas
Sólo queda bajar a Tasartico por donde buenamente se pueda bajo el solajero del SW
Una semana más tarde vamos a por otra excursión prometida: nos vamos de nuevo a Güigüí, esta vez con Astrid y Fran, que aun no habían estado:

Güigüí desde el paso de Aguas Sabinas, por Tasartico
En junio florece Cheirolophus falcisectus, un endemismo rarísimo

El fin del mundo (otro de ellos)

Desayunando después de una inusual noche cálida y sin viento
Nido de guincho, Pandion haliaetus, en el 'Puertito', al sur de las playas. Lleva allí al menos 20 años, a pesar de estar desocupado. Los guinchos o águilas pescadoras construyen nidos en forma de torreta de hasta 3 o 4 metros de altura, sobre salientes inaccesibles de los acantilados


No hemos hecho todas las excursiones que nos habíamos propuesto al llegar. Al ser Gran Canaria una referencia a la que siempre volvemos y bien conocida, no tenemos una especial prisa en recorrer hasta el último peñasco...

En su lugar, hemos disfrutad haciendo mucha vida social, tanto con la familia aquí en la isla...
Fotos de familia...



...como con los que han venido a vernos desde fuera. ¡Casi vamos a tener que mirar el libro de visitas para acordarnos de todos! (los que vinieron saben de que libro hablamos)
Las primeras, como en La Palma,  fueron Mely y Pilar. Se nos unieron en un salto a Lanzarote y continuaron con Gran Canaria. Aquí las tenemos  echándonos un algo en Guayadeque
En enero, tenemos visita familiar: la tía Angeles, Xaro (hermana de Marián),  y Jaume y Elvira, los padres. Pescado y papas arrugadas en 'El Boya', El Pajar.
Clase de yoga de Ángeles, en Patalavaca
Las dos familias reunidas en Guayadeque

Cuando más apretaba el frío en la Península, Ramón vino a pasar unos días de sol y playa por nuestras latitudes...

Como representantes de Bélgica (vinieron más, pero ellos fueron nuestros huéspedes),  Marleen y Dany al pie del Roque Nublo. Grandes conversaciones en los atardeceres de nuestra casita canaria...
Izqda - Dcha : Dani, Marián, Rebeca, Teo, Lucía, Nacho y Ana. Nuestros intrépidos amigos valencianos que treparon el Cañadón de Jierro, posan en las Dunas de Maspalomas. Teo ya piensa en rodar por las dunas otro año.

La 'familieta' vino a recorrer la isla en la Semana Santa valenciana. Ximo, Elvira y nuestros sobrinos Andreu y Mar. Echándonos unas papas arrugadas en 'El Piporro', Playa de las Marañuelas.
Otra sobrina, Oihane, vino con sus amigas universitarias a tostarse al sol canario. Nuestra casa se convirtió en un divertido piso Erasmus durante unos días...
Las niñas: María, Ohiane, Silvia, Aina, y Astrid, la hermana de Dani, que también se nos unió, sobre el mar de nubes en el Roque Nublo
En su periplo alrededor del mundo, Manu e Iván hacen escala en las Canarias. Como nos queda al lado y tenemos muchas ganas de verlos, nos acercamos a Tenerife, a comernos unas lapas:




Y por supuesto, no nos podemos olvidar aquí de saludar a nuestros buenos amigos de Gran Canaria, con los que hemos compartido (y así seguiremos) grandes momentos:

Rosa, Montse, Jose y Dani echándonos un algo. La foto es en Benijo, Tenerife, en un saltito de fin de semana a la isla vecina
A la salida de Les Luthiers,  de un musical dedicado a Queen, en Las Palmas
Aquí acabamos el resumen de nuestra estancia en Gran Canaria. Para completar el relato nos faltaría contar nuestras salidas fuera durante este curso. Si no se nos echa el tiempo encima (y se nos está echando), ese será el argumento de nuestra próxima entrada. Hasta entonces disfruten y pónganse a punto para el veranillo...
¡¡ yupi !! ¡Dani terminó la entrada!

M&D, desde Gran Canaria